domingo, 8 de enero de 2012

4,9 de mortalidad infantil en el 2011

Cuba mantiene en los últimos cuatro años cifras de mortalidad infantil inferiores a la tasa de cinco por cada mil nacidos vivos, al registrar 4,9 en el recién finalizado año 2011. Siete provincias quedaron con cifras inferiores a la media nacional. Son ellas Las Tunas (3,5), Artemisa (3,9), Pinar del Río (4,0), Holguín (4,0), La Habana (4,3), Ciego de Ávila (4,4) y Granma (4,4),  y de los 168 municipios del país, 17 tienen cero mortalidad infantil. Según datos preliminares ofrecidos a Granma este primero de enero por la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Salud Pública, el pasado año se produjeron cinco mil 317 nacimientos más que los ocurridos en el 2010. A pesar de la criminal guerra económica que Estados Unidos mantiene contra la Isla, en los últimos cuatro años el país se alza, junto a Canadá, con la tasa de mortalidad infantil más baja en las Américas. La justeza social se revela de modo inequívoco, sustentada en la política sanitaria del Gobierno revolucionario, que garantiza la equidad en el acceso a los servicios asistenciales que reciben la madre y el niño, añade la información. Como se sabe, la tasa de mortalidad infantil, que mide el riesgo de morir durante el primer año de vida —el más crítico en la supervivencia de un ser humano—, es expresión de la calidad con que un país atiende y protege a la madre y al niño, su salud, su seguridad material, su educación y socialización. Es por ello un indicador demográfico internacional que muestra de forma sintética esos avances.

1 comentario:

tucuviajera dijo...

Impresionante!! y el imperio se quedó según creo en el 7 por mil...sobran las palabras