jueves, 17 de marzo de 2011

Lo que piensa este cubano. Manuel Vázquez A.

La gran fortaleza que los verdaderos revolucionarios cubanos poseemos, mantenemos ocultas y que nuestros enemigos no alcanzan a visualizar, está en los que mantienen en silencio su amor impersedero por la patria y la firmeza de nuestros principios cada ves más revolucionarios. No los mantienen ocultos por temor u otra razón que si quiera se asemeje a esta, si no, porque las expresamos en los escenarios apropiados para ello y porque nuestra fortaleza públicamente secreta, es precisamente el silencio, ya que como expresara nuestro apóstol José Martí, Hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas. Es necesario que sepan que nuestras consignas revolucionarias se mantienen vigentes para ser cumplidas así como el pensamiento independentista y revolucionario que desde la etapa de los aborígenes han caracterizado al verdadero pueblo cubano y a su profundo sentimiento nacionalista e internacionalista. No estamos ubicados en Europa, tampoco en el Oriente medio, somos la llave del golfo bañados por las calidas aguas del mar caribe, por lo que nadie debe olvidar que somos un pueblo de patria o muerte, que quién intente apoderarse de Cuba solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre si no perece en la lucha, pues estamos dispuestos nosotros a perecer todos en la lucha o inmolarnos si fuese necesario antes de vivir en un suelo mancillado y aún después de muertos alzando los brazos, a nuestra bandera la sabremos defender todavía, como expresara en sus versos Bonifacio Virnes, entonces no alberguen pues nuestros adversarios, vanas esperanzas de conquistas y falsas pasificaciones aun después de nuestra desaparición física, porque el ejemplo de esta pequeña isla y su grandiosa revolución, quedarán vigentes para siempre en los anales de la Historia, aún si desapareciera nuestro hogar común, el planeta tierra, hasta los extraterrestres hablarán y querrán imitar este ejemplo más allá del tiempo. Sepan todos nuestros adversarios internos y externos que no albergamos absolutamente ningún miedo, somos un pueblo unido por nuestros principios solidarios, si tienen dudas, observen el ejemplo de nuestros cinco héroes, pues en ninguno de ellos ha estado vigente ansias de poder, ni la arrogancia, la prepotencia o la ambición y junto a ellos el apoyo de todo su pueblo, partido y estado haciéndose acompañar de la solidaridad internacional Esto simplemente se hace por convicción verdadera, y a qué no estaremos dispuestos nosotros por defenderla y perpetuarla. ¿Cuál o quién de ustedes será capaz de tratar de imitarlos e imitarnos? Saludos cordiales, Manuel Vázquez A.

1 comentario:

generacion F dijo...

me sumo,
Cuba, señala el camino y su revolucion es la esperanza de muchos pueblos, su ejemplo, la guia para un futuro mejor y sus heroes, se han convertido en los heroes del mundo progresista y de las revoluciones sociales en cualquier parte.
La importancia de Cuba en la historia es mas grande que su propia historia y mas duradera que la misma humanidad.